Global Leadership Program: Formando Ciudadanos Globales

Hace casi 10 años, buscando cuáles eran los mejores programas de formación de líderes en el mundo me encontré navegando en internet el “Global Leadership Program”, que ofrece el Instituto norteamericano Leadership exCHANGE, fundado por la Dra. Heather McDougall.

Nunca imaginé que lo que primero identifiqué como una posible oportunidad para mis alumnos se convertiría para mí en una de las experiencias de mayor impacto en mi vida.

En 2008, participó una alumna en el GLP que se realizó en Boulder Colorado… recuerdo todavía las palabras que me dijo cuando regresó: “es una de las mejores experiencias que he vivido en mi vida, ahora siento que puedo lograr todo lo que me proponga”… entonces supe que esto era sumamente poderoso. El siguiente año un alumno fue al programa de Praga, y como parte de uno de sus proyecto propuso que trajeramos el programa a Latinoamérica y promovió una alianza entre el instituto y la Universidad de Monterrey, donde yo trabajaba.

En 2010 estábamos planeando realizar un programa piloto en Monterrey cuando las condiciones de seguridad se vieron afectadas por la guerra del narco y decidimos cancelar. Una de las chicas que era parte del equipo, convencida también de que debíamos de tener una versión del programa en América Latina nos pidió dos semanas de plazo para organizar todo y realizar el programa piloto en Panamá… y en menos de dos meses estábamos volando a la Ciudad de Panamá donde realizamos el programa piloto del GLP Panamá, con 20 alumnos de diferentes países, principalmente latinos y viví lo que hasta entonces habían sido las 2 semanas más intensas de mi vida. Los siguientes años repetimos el programa en el formato de 4 semanas, tal cuál se hace en Praga, Roma y ahora también en Carolina del Norte.

¿Qué hace al “Global Leadership Program” (GLP) una experiencia de aprendizaje sumamente poderosa? 

1. La experiencia de vivir 4 semanas con jóvenes de diferentes países. Imagínate un grupo de 20, 30 o 40 jóvenes universitarios de Australia, Colombia, Panamá, México, Estados Unidos, China, República Checa, Venezuela, Portugal… viviendo juntos en una misma casa, compartiendo sus costumbres, tradiciones, creencias, ilusiones, planes y proyectos. Un colega de Wharton decía que sólo con poner en un mismo salón a un grupo de estudiantes de diferentes países a platicar naturalmente se provocaba una experiencia de aprendizaje.

2. Vivir en el extranjero te saca de tu zona de confort. Y es ahí, en la zona de reto donde sucede la magia, donde te enfrentas a tus temores, e incluso a hacer cosas que antes no te habrías creído capaz. Enfrentarte a una cultura diferente, un idioma diferente, tradiciones diferentes ayuda a ver en perspectiva a tu propio país y a aprender a valorar y disfrutar lo diferente.

3. Actividades de integración enfocadas en formar una comunidad de aprendizaje. En esta experiencia todos somos maestros y alumnos al mismo tiempo, si hay roles, directores e instructores que facilitan la experiencia pero todos y cada uno de los participantes tienen algo que aportar y compartir. El aprendizaje no solo sucede en el aula, sucede todo el tiempo, 24/7! El diseño del programa facilita que se creen lazos de amistad que perduran a través de los años y que se vuelven una red de apoyo global sumamente valiosa.

4. Cursos académicos enfocados en liderazgo, ciudadanía global y emprendimiento social. Cada sede ofrece diferentes materias, todas relacionadas con estas tres grandes líneas e impartidas por maestros de diferentes universidades, diferentes contextos culturales y principalmente que fomentan un aprendizaje colaborativo e interactivo, así como una alta exigencia académica. En las clases los participantes tienen la oportunidad de reflexionar sobre su proyecto de vida, el impacto que quieren generar en su país e incluso sentar las bases para lo que podría ser su emprendimiento.

5. Actividades de servicio donde el servir se convierte en uno de los componentes esenciales del liderazgo. Desde pintar un centro comunitario hasta facilitar un programa de liderazgo para jóvenes de la localidad.

6. Diálogos y encuentros con líderes de diferentes sectores. Bien dicen que el ejemplo arrastra, y durante la experiencia GLP los participantes tienen oportunidad de conocer ejemplos reales, líderes tanto del sector social, empresarial, gubernamental y organismos internacionales. Tienen espacios de diálogo con emprendedores y personas que les comparten desde su propia experiencia cómo han logrado convertir sus ideas en realidad y al mismo tiempo inspirarlos.

7. Actividades culturales y sociales. Conocer la historia y cultura del lugar donde se realiza el programa es sumamente enriquecedor, y como en cualquier actividad entre jóvenes, las fiestas también son un elemento importante dentro de la experiencia GLP.

8. DIVERSIÓN. Cuando te diviertes estás en mejor disposición de disfrutar y abrirte al aprendizaje.

Después de 10 años, la fórmula sigue funcionando. Más de 1,300 alumnos de más de 80 países han participado… y la experiencia sigue teniendo un común denominador… después del GLP te conviertes en una mejor versión de ti mismo, descubres que tienes un poder y un potencial que ya no puedes esconder y que te da la oportunidad de hacer con tu vida lo que sea que quieras, pero consciente de que lo que decidas tiene un impacto en el mundo en el que vivimos.

unboxed